Advierten riesgo sistémico para la industria bursátil por la norma del BCRA.

folder_openUncategorized
commentNo hay comentarios

Los negocios de los Alyc se ven amenazadas por el avance en la regulación. Temor por el negocio offshore, complicaciones por los fondos comunes de inversión en dólares. Mayores incentivos alentados por el Gobierno para ir al blue y canales informales.


JULIAN YOSOVITCH

La norma del Banco Central (BCRA) del viernes, por la que solo podrán operar contra cable (a través del CCL) aquellos inversores que dispongan de una cuenta bancaria en el exterior, generó preocupación en el negocio de los Alyc. Muchas advertían que se les complica el negocio offshore en la que los brokers locales ofrecían servicios financieros internacionales a clientes locales.

Advierten un impacto al volumen del mercado y genera un riesgo sistémico a la industria bursátil. El mercado confía que buscará adaptarse a la nueva norma, aunque hay preocupación.

En un mundo globalizado, los agentes económicos argentinos operan en el mercado internacional. Claramente el mayor flujo de los inversores locales viene dado por la dolarización de carteras y su posterior giro al exterior para dejar los dólares depositados en cuentas fuera de Argentina.

Lo que comúnmente se conoce como la operatoria de «contado con liquidación» es justamente la compra de dólares desde Argentina que luego pueden ser transferidos y depositados en cuentas del exterior. 

Esta es una operatoria completamente normal y en la que el BCRA no pierde reservas ya que la compra y venta de dólares se genera entre participantes del mercado. Sin embargo, el BCRA tiene incentivos electorales y económicos en regular el precio del mismo, evitando que se recaliente y se dispare. Por ello es que el BCRA vende bonos o reservas para contener el dólar.

A partir del cepo se generan arbitrajes y negocios que la misma regulación deja en blanco, o sin regular. 

Es decir, el famoso rulo, en el cual un inversor compra y vende activos financieros en un corto plazo, obteniendo ganancias de corto plazo. No es ilegal ni tampoco criticable. 

Simplemente, la misma regulación genera que el inversor busque espacios para llevar a cabo arbitrajes entre distintos activos y obtener ganancias.

El BCRA implementó nuevas regulaciones para contener esta operatoria, pero termino generando un riesgo sistémico a toda la industria bursátil.

«La normal del BCRA del viernes nos afecta nuestro negocio central. Está bien que corten el rulo pero están tirándole una bomba para matar un mosquito. Con esto están cortando operaciones genuinas del mercado como comprar ADR, acciones en el exterior, bonos del tesoro americano o fondos offshore que muchos inversores lo usan. Ese flujo de operaciones también es algo que nosotros lo hacemos y forma parte de nuestro negocio. Con esta medida se afecta nuestra operatoria y nuestro negocio», señalaba el trader de un importante bróker de la city porteña.

Comprar dólar contado con liquidación no es una operatoria ilegal. Todo lo contrario. Los pesos fluyen hacia la cuenta comitente desde un banco hacia la Alyc, con pesos declarados. 

Una vez en el mercado, los inversores se dolarizan y luego giran los billetes al exterior. Con esta medida, quien no tenga una cuenta bancaria en el exterior no podrá comprar más contado con liquidación.

El presidente de una importante sociedad de Bolsa local señalaba que hay preocupación ya que hay un riesgo sistémico a la industria.

«Se le está quitando profundidad y volumen al mercado. Se amenaza el componente transaccional del mercado local y con ello, quedan en riesgo los negocios y operatoria normal de la sociedad de Bolsa. El mercado financiero contrata muchas personas y da trabajo a miles de familias. Esta norma, que afecta la operatoria, amenaza esos puestos de trabajo, así como también las inversiones dentro del mercado local», explicaba el presidente de una firma del sector. 

Hay cierto consenso en el mercado de que, con tantas regulaciones, el Gobierno alienta a los inversores a dolarizarse y operar por canales informales, es decir, el blue. 

El director de una reconocida consultora económica y financiera local explicaba que al trabar la operatoria en el mercado local, quitándole el factor transaccional a los inversores por vías legales, el Gobierno alienta la exportación del mercado local hacia el extranjero.

«El mercado siempre se adapta a estas medidas. Es una norma muy poco inteligente ya que solamente traba la operatoria en el mercado. Le va a quitar volumen y va a ser contraproducente para el propio Gobierno ya que le quita financiamiento. A los Alyc se les complica el negocio offshore desde lo local. Lo que va a terminar pasando es que el negocio offshore lo van a seguir ofreciendo, pero la externalización va a comenzar a ser cada vez más por vías paralelas, es decir, el mercado en negro», dijo

El especialista resaltaba que el Gobierno lleva al mercado a operar al mercado blue y a los Alyc a ofrecer servicios en esa dirección. 

«Es lamentable», se quejaba el jefe de research de una consultora.

APERTURA DE CUENTAS EN EL EXTERIOR

A partir de la regulación, para operar contado con liquidación, quien no tenga una cuenta bancaria en el extranjero no podría dolarizarse.

Es decir, si se quieren comprar dólares contado con liquidación (cable), se deberá comprar el bono contra pesos, hacer el parking y luego vender el bono contra la especie C y los dólares resultantes de la operación deberán ser transferidos a una cuenta bancaria en el exterior.

Las cuentas de inversión no servirán para esta operatoria, sino más bien las bancarias.

Muchos argentinos disponen de cuentas en bancos de inversión, pero las mismas no son de entidades comerciales. De esta manera, el inversor local que quiera girar sus dólares al exterior deberá tener una cuenta en un banco comercial, para luego girar sus dólares a su cuenta de inversión también en el exterior.

Por esta razón, y con la necesidad de mantener en marcha su negocio, muchas Alycs comienzan las conversaciones con bancos de Uruguay y del exterior para aperturas masivas de sus clientes, con el fin de poder garantizarles la operatoria.

«Estamos hablando con nuestro banco del exterior para que les ofrezca un paquete de apertura de cuenta con costos reducidos. Esta cuenta va a ser una cuenta puente para girar los dólares a sus cuentas de Bank of New York, Interactive Borkers, Ameritrade, etc. De todos modos son solo averiguaciones ya que esperamos mas claridad por parte de la CNV esta semana. Creemos que hace falta nuevas normas más laxas respecto de las que hay en la actualidad para simplificar la operatoria«, afirmó el jefe de trading de una sociedad de bolsa.

Por otro lado, el gerente de operaciones de un bróker local expuso que también han discutido la opción, pero de manera interna.

«La opción de abrir cuentas puente es una alternativa. Lo pensamos de manera interna pero no hicimos nada todavía. La interpretación de la norma es muy negativa para el mercado y esperamos mas antes de actuar. Probablemente tengamos que ir en esa dirección e ir probando con algunos de nuestros clientes», se lamentaba el especialista.

LOS FCI TAMBIÉN SUFREN

El problema con dolarizarse también afecta la operatoria en fondos comunes de inversión (FCI), fundamentalmente con los fondos en dólares y la operatividad a la hora de responder a los rescates y suscripciones de los clientes.

«Si un inversor quiere suscribir un fondo en dólares, debe comprar dólar MEP y luego transferir. Sin embargo, con esta regulación, el inversor debe comprar dólar MEP, mandárselos a su banco y luego reenviarlo al Alyc para que recién ahí suscriba el fondo. No tiene sentido. Están matando a lo poco que quedaba de la industria de fondos comunes de inversión en dólares«, se quejaba un trader de una sociedad de Bolsa.

También, el mismo operador explicaba que si un fondo de inversión en dólares debe responder a rescates de los clientes, debe hacerse de liquidez, vendiendo activos contra dólares. 

El problema está en que si el fondo vende contra dólares, los billetes se los debe primero mandar a su cuenta corriente, y luego reenviárselos a su cuenta comitente para mas tarde enviarlos al Alyc y finalmente poder reenviárselos a sus clientes, los cuales fue el que solicitó el rescate.

«Es una locura. Con esto debemos cerrar la operatoria en fondos comunes de inversión en dólares. Se nos cae el negocio allí también. Si bien no es el tema central de nuestro negocio, son unidades que debemos ir cerrando por culpa de regulaciones. Se nos hace muy cuesta arriba todo el negocio integral. Es urgente que CNV emita un comunicado y una norma que explique como debemos accionar frente a nuestros clientes y evitar que nosotros hagamos una libre interpretación de la norma, la cual podría conducirnos a violarla sin intención», se quejaba el operador.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú