La inversión que recomiendan especialistas por liquidez, seguridad y fácil acceso.

folder_openUncategorized
commentNo hay comentarios

FINANZAS30 Mayo 2021 – 00:00

Por Santiago Reina

En los últimos meses se verificó un fuerte crecimiento de los depósitos en plazo fijo UVA, uno de los instrumentos favoritos de los pequeños ahorristas. Sin embargo, existen otras alternativas igual de seguras, y que incluso pueden dar mayores rendimientos.

Para cuidar el poder adquisitivo de sus pesos, el universo de pequeños ahorristas suele optar por instrumentos con funcionamiento conocido, como el plazo fijo. Frente al rezago de la tasa de interés respecto de la inflación, en los últimos meses se verificó un fuerte crecimiento de los depósitos en plazo fijo UVA. Sin embargo, existen otras alternativas igual de seguras, de fácil acceso, y que incluso pueden dar mayores rendimientos, como el caso de algunos Fondos Comunes de Inversión (FCI).

Los especialistas que dialogaron con Ámbito marcaron que las principales ventajas de los FCI radican en su liquidez y en la posibilidad que le brindan a los ahorristas de diversificar su cartera y de operar activos a los cuales no hubiesen podido acceder por cuenta propia. Además, resaltaron el hecho de que los fondos son manejados por expertos en la materia, con capacidad de adaptación a los vaivenes de la economía.

En cuanto a la liquidez, María Gabriela Friedlander, Asset Manager de Balanz, explicó que, a diferencia de otros instrumentos en los cuales hay que esperar determinada cantidad de tiempo para disponer del dinero con su respectivo retorno, “el FCI permite efectuar rescates cuando lo desee el cliente”. En ese sentido, recordó que los plazos de rescate varían según el tipo de fondo y pueden ser de manera inmediata, en 24 horas o en 48 horas.

Más allá de la liquidez, Florencia Bonacci, analista de Portfolio Personal Inversiones (PPI), destacó que los FCI le permiten a los inversores “acceder a instrumentos que de manera directa sería más difícil, ya sea por papeles que requieren una elevada inversión inicial o por tratarse de un mercado sin tanta profundidad, como el de las obligaciones negociables en dólares, por ejemplo”.

Por otra parte, Bonacci resaltó como otra de las ventajas “la gran capacidad de las gestoras -gestión activa- de cambiar las estrategias en función de los vaivenes de la coyuntura argentina, latinoamericana y global”. “Ha sido, en parte, una gran impulsora de la gran actualidad de la industria”, opinó.

Eduardo Herrera, CEO de IEB Fondos, coincidió en este aspecto. “Los FCI son ideales para el inversor minorista ya que delega la gestión de sus ahorros en un equipo de profesionales idóneos en la materia y que están constantemente monitoreando los vaivenes del mercado y eligiendo las que, a su criterio, son las mejores opciones de inversión”.

¿Qué FCI recomiendan los analistas?

Como siempre, la elección del FCI dependerá de varios factores, entre ellos la disposición al riesgo del inversor, el horizonte de la inversión y las expectativas que el individuo forma sobre distintas variables macroeconómicas, como la inflación o el tipo de cambio.

Para un perfil conservador, y con un horizonte de inversión en pesos de muy corto plazo, los especialistas sostienen que las opciones más adecuadas son las de los fondos Money Market o los denominados T+1.

«Cuando se trata de alocaciones de corto plazo, tanto individuos como empresas buscan fondos conservadores, con valores de cuota estables y con posibilidad de hacerse rápidamente del dinero. El fondo Balanz Money Market es ideal para ello ya que se pueden obtener los rendimientos de tasas de corto plazo hasta el pago de la tarjeta, expensas, colegio de los chicos y demás gastos del mes. En el caso de las empresas, es ideal para el manejo del cashflow operativo», puntualizó Friedlander.

Para aquellos individuos también conservadores pero que buscan algo más de rendimiento y un poquito más de plazo, la economista sugirió el fondo Balanz Ahorro que «tiene como objetivo ganarle al plazo fijo pero con la ventaja de obtener la liquidez al día siguiente».

Sin embargo, la alternativa que más consenso logra entre los analistas es la de los fondos que invierten en activos ajustables por inflación (CER), teniendo en cuenta que los aumentos de precios se asentaron en torno al 4% mensual desde el último trimestre del año pasado y que los activos siguen teniendo tasas internas de retorno (TIR) positivas a partir de 2022 a pesar de ya haber incluído en los precios parte de la inflación esperada.

“En tiempos en los que el dólar está calmo, muchas veces el ahorrista elige invertir en fondos en pesos de perfil moderado y horizonte de inversión mediano, que les den buen retorno potencial. En estos momentos, estamos teniendo mucho interés en nuestro fondo Balanz Institucional cuya estrategia busca ganarle a la inflación”, aseveró Friedlander.

Con una lógica similar, Bonacci recomendó -para una cartera en pesos-, mantenerse en bonos ajustados por CER. No obstante advirtió que “aquí será necesario considerar la duration (medida del vencimiento medio ponderado de todos los flujos que pagan los bonos) de las carteras, según el perfil del inversor, entendiendo que a más duration, la volatilidad será mayor”.

En esta línea, para inversores conservadores, desde InvertirOnline recomiendan el fondo AdCap balanceado II, compuesto por cuatro o cinco bonos CER, con los cuales se le gana a la inflación ya que da el CER más una tasa positiva. En la sociedad de bolsa también ven con buenos ojos el Premiere Commodities, que tiene el 60% invertido en futuros de soja, que actualmente está atravesando un boom cerca de los u$s600.

A pesar de que el Banco Central está logrando mantener a raya el tipo de cambio oficial, hay inversores que prevén cierta inestabilidad del dólar cuando merme el ingreso de divisas por exportaciones, teniendo en cuenta que la cosecha gruesa está próxima a finalizar, que los elevados precios de los commodities no se sostendrán para siempre y que la incertidumbre por el Covid-19 y por la solución al tema de la deuda no desapareció. Para este público, existen fondos que apuestan por activos atados a la evolución del billete verde.

“Para los inversores con un horizonte de inversión de más de 30 días recomendamos los denominados fondos dollar linked que invierten en instrumentos cuyo objetivo es obtener un rendimiento que se acerque a la evolución del dólar oficial”, dijo Herrera.

Por el contrario, desde Balanz ven un escenario con el tipo de cambio oficial rezagado respecto de la inflación, por lo menos hasta las elecciones legislativas. “El Balanz Renta Fija (dollar linked) lo están eligiendo más las empresas que necesitan cubrir sus balances con el tipo de cambio oficial”, acotaron desde la sociedad de bolsa.

Por último, para aquellos perfiles más arriesgados aparecen los fondos de renta variable, que incorporan en cartera acciones de empresas y algunos Cedears que les permite la regulación.

“Para los más arriesgados y con un horizonte aún más largo (6 meses mínimo) creemos que es un momento propicio para ir armando posiciones en fondos de acciones argentinas”, aseveró Herrera. Por su parte, Bonacci coincidió en que “los niveles actuales del S&P Merval podrían ser un atractivo punto de entrada”.

¿Qué necesito para invertir en FCI?

La inversión en FCI no tiene mayores dificultades y puede ser el primer paso para aquellos pequeños inversores que quieren incursionar en el mercado de capitales. Para esto, el inversor solo deberá contar con una cuenta bancaria y asociarla a una cuenta comitente. La inversión se puede realizar a través de los bancos, vía homebanking, o a través de las sociedades de bolsa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú