Diferencias entre la Banca de Inversión y la Banca Comercial

PDF
Cuando hablamos de banca comercial y de banca de inversión estamos en presencia de dos negocios bastante más diferentes de lo que puede parecer a simple vista. En Argentina Crossing SA parte de nuestro día lo pasamos enfocamos en los negocios de Banca de Inversión, pero nos hemos encontrado en más de una ocasión explicándoles a nuestros clientes como funciona el negocio en las economías desarrolladas.
 
La Banca Comercial es la más conocida por el gran público, es la que se realiza a través de las típicas sucursales bancarias. Su negocio principal consiste en pagar por el dinero que depositan sus clientes y cobrar por los créditos que otorgan. La diferencia entre lo que cobra y lo que paga debe ser positiva, ya que ahí reside su beneficio más básico. A esto se le añaden normalmente otro tipo de operaciones como las operaciones relacionadas a tarjetas de crédito, transferencias, comisiones por fondos comunes de inversión, seguros de vida o incluso patrimoniales, en algunas ocasiones intermediación bursátil, etc.
 
La Banca de Inversión se dedica a sacar empresas a Bolsa, diseñar y ejecutar Ofertas Públicas de Acciones (OPA's), fusiones, ventas de divisiones enteras entre empresas, emisiones de bonos, operaciones de trading de gran volumen en los mercados financieros, etc. No tiene una gran red de sucursales, sino unas pocas oficinas de gran tamaño.
 
Los beneficios de la Banca Comercial son muy estables. Es extremadamente difícil que la banca comercial entre en pérdidas. Si en un país la banca comercial pierde dinero de forma generalizada la situación de ese país es el caos total (Argentina del 2002).
 
Los beneficios de la Banca de Inversión, en cambio, son mucho más inestables. En los momentos buenos de la economía la banca de inversión gana mucho más dinero que la banca comercial, pero en los momentos de desaceleración la banca de inversión puede sufrir grandes caídas de beneficios e incluso entrar en pérdidas. Que la banca de inversión entre en pérdidas en un país no significa que ese país esté hundido. Es relativamente normal en momentos de desaceleración económica. La evolución de los beneficios de la banca de inversión es muy cíclica, más parecida a la evolución de una empresa de un sector como el petrolero, por ejemplo, que a la de los bancos comerciales.
 
Invertir en un Banco Comercial como ser el Banco Galicia o el Banco Macro (por citar dos de los principales bancos argentinos que cotizan en Bolsa), por ejemplo, es algo muy distinto a invertir en BlackRock, a pesar de que a ambos se les denomine como “bancos”. En Argentina no hay bancos puros de inversión. Algunos bancos argentinos, como Santander, Francés o HSBC, tienen divisiones de banca de inversión pero tienen un tamaño pequeño en comparación con el tamaño total del banco.
 
Además, el tipo de banca de inversión que realizan es menos arriesgado y menos cíclico que el de los bancos de inversión americanos. Por ejemplo, sus posiciones de trading tienen un riesgo muy bajo en comparación con las de los bancos de USA.
 
Un inversor debe pensar en los bancos comerciales y en los bancos de inversión como en dos tipos totalmente distintos de empresas. De la misma forma que no se incluye en la misma categoría a las empresas petroleras que a las eléctricas, estos dos tipos de empresas (bancos comerciales y bancos de inversión) no deben considerarse incluidos en una misma categoría de “bancos”.

Lic. Diego Polini