Diversificación temporal

PDF
 
Todo el mundo entiende que es prudente y sensato diversificar el patrimonio en diferentes inversiones, como una cartera amplia de activos o fondos de inversión. Es lo que se llama “no poner todos los huevos en la misma canasta”. Con esto básicamente estamos  renunciando a encontrar la inversión ideal a cambio de tener una mayor seguridad y disminuir el riesgo del conjunto del patrimonio.  

La diversificación temporal es mucho menos conocida pero es tan útil, o más, que la diversificación del patrimonio en diferentes activos. Consiste en intercalar las compras a lo largo del tiempo, en vez de ingresar todo nuestro dinero en una sola entrada. Lo que hacemos es promediar las compras de nuestros activos de manera tal de no quedar expuestos a un único precio. Pueden ser intervalos regulares de tiempo o pueden ser flexibles en función de la situación del mercado y los conocimientos del inversor. El objetivo es no invertir todo el patrimonio justo antes de una gran crisis o caída bursátil. De la misma forma que en la diversificación por activos se renuncia a encontrar la inversión ideal con la diversificación temporal se renuncia a encontrar el momento ideal de invertir. Es una buena manera de dejar los sentimientos de lado y "modelizarnos" en nuestra estrategia de inversión.

Mucha gente dedica una gran cantidad de tiempo y energía a encontrar por sus propios medios, o consultando a un experto, cuál es el mejor momento para pasar de tener invertido el 100% del patrimonio en un activo para venderlo y pasar a tener el 100% en otro activo que todavía no subió. 

La respuesta más prudente a esta pregunta es que no existe ese mejor momento. Bueno, en realidad técnicamente existe, y es el mínimo de la última o de la próxima gran caída bursátil. Pero con el diario del ayer todos somos buenos, en la práctica las probabilidades de acertar con ese mínimo son casi inexistentes. Si alguien sabe cómo hacerlo no ha hecho público su método (¿si fuera usted lo haría?). Es más, la historia nos muestra de grandes gurúes que ostentaron ese cetro sólo por un tiempo... tarde o temprano ese trono se pierde. 

Hay dos alternativas, la más arriesgada es intentar detectar ese momento ideal a través del análisis fundamental, técnico, una combinación de ambas, etc. La más prudente es renunciar a encontrar ese momento ideal y utilizar la diversificación temporal. De esta forma no se pasará de tener el 100% en un activo a tener el 100% en otro en un corto espacio de tiempo.

Para verlo desde la práctica, supóngase que Ud. solo posee dinero en un plazo fijo en su banco de confianza. No se trata de que en un día para el otro hay que cambiar ese activo. La idea sería todos los meses enviar una parte de ese dinero a un fondo de bonos por u lado y otro porcentaje a un fondo de acciones. Es decir que inicia su estrategia partiendo de un activo y a partir de ahí, inicia un proceso metódico en donde con el correr del tiempo encontrará una cartera diversificada. Es una excelente manera de ingresar a diferentes precios hasta lograr diversificar temporalmente el 100% del patrimonio total. 

Como puede apreciarse, la diversificación temporal nos quita "sentimiento" a las decisiones. Y justamente por esa razón termina siendo efectiva. En inversiones, dejar los "pálpitos" de lado es un buen consejo.

Lic. Diego Polini.