Ahorro

A todas las personas les gustaría poder tener los medios necesarios para hacerle frente, en el tiempo, a cada una de sus metas, sueños y ambiciones. Que sus hijos tengan la posibilidad de estudiar, que puedan retirarse sin tener que depender financieramente de la familia o del estado, manteniendo el mismo nivel de vida, son cuestiones que, tarde o temprano, todos se plantean.

En este momento histórico, en un país en el que las políticas públicas previsionales no logran resolver el problema, planificar el ahorro en base mensual o anual, con vehículos privados confiables y predecibles, es el camino probado para poder gozar del dinero necesario para cada compromiso futuro.

Argentina Crossing S.A. trabaja realizando “trajes a medida” permitiendo a sus clientes, en función de sus necesidades y posibilidades, ordenar su ahorro, ajustándolo a su plan de vida y el de sus familias.

Diversificación multidimensional.

PDF
Todos los días nos encontramos con nuevas familias interesadas en que el manejo de sus finanzas se realice de una manera profesional, objetiva, racional y eficiente. Es la esencia del rol del Asesor Financiero resolver este tipo de inquietudes.

Leer más...

Ahorrar de manera inteligente.

PDF
Todos estamos acostumbrados a ahorrar, es parte de nuestra cultura, descendemos “de los barcos” y nuestros abuelos inmigrantes han sabido lo que es sufrir carencias. Ellos nos mostraron que el camino era el ahorro. La modernidad, el capitalismo como sistema imperante y el consumo indiscriminado han distorsionado esta cultura convirtiéndola en “ahorro mucho y gasto todo”. Hoy la mayor parte de las familias ahorran para poder adquirir bienes importantes (autos, casas, viajes, etc.) pero muy pocos lo hacen, como nuestros abuelos, con la conciencia necesaria.

Todos estamos acostumbrados a ahorrar, es parte de nuestra cultura, descendemos “de los barcos” y nuestros abuelos inmigrantes han sabido lo que es sufrir carencias. Ellos nos mostraron que el camino era el ahorro. La modernidad, el capitalismo como sistema imperante y el consumo indiscriminado han distorsionado esta cultura convirtiéndola en “ahorro mucho y gasto todo”. Hoy la mayor parte de las familias ahorran para poder adquirir bienes importantes (autos, casas, viajes, etc.) pero muy pocos lo hacen, como nuestros abuelos, con la conciencia necesaria.
 
La persona promedio trabaja desde los 20 hasta los 60 años y vive cerca de 80. Esto nos pone en situación de generar ingresos durante 40 años y de hacernos cargo de nuestros gastos durante 60. Los sistemas de jubilación están teniendo problemas para poder responder adecuadamente en todo el mundo. Es un problema estructural relacionado con el crecimiento demográfico de posguerra y el envejecimiento poblacional, en algunos casos sumado a malos manejos de los fondos públicos.

Tomar conciencia de esta situación reviste buena parte de la solución. Separar una pequeña parte del ingreso para prever, de manera ordenada, el futuro es la estrategia adecuada. Hoy están disponibles las herramientas para que esto deje de ser una alternativa para pocos y cada familia pueda tomar responsabilidad de su futuro definiendo, con el asesoramiento adecuado, cómo va a financiar todos los gastos importantes de su vida, incluidos los necesarios para no cambiar el estilo de vida cuando sus integrantes dejan de generar ingresos y llegan a su etapa pasiva.

El dinero y el tiempo se llevan muy bien. U$S 1.000 ahorrados e invertidos hoy pueden convertirse en U$S 3.200 en 20 años si la tasa de retorno que genera es del 6% anual. Esto es lo que nos indica que cuanto antes comencemos a planificar el futuro financiero de nuestra familia, menos dinero tendremos que separar de nuestros ingresos cada mes.

Comenzar a tiempo es muy importante, en la gráfica mostramos la comparación de los aportes necesarios para lograr el mismo fondo dependiendo de la edad a la cual se toma conciencia del problema.

Esto nos demuestra que cuanto antes planifiquemos nuestro futuro y entendamos que tenemos que posponer parte del consumo actual para poder mantener el estilo de vida el día de mañana, más fácil va a ser hacerlo sin que sea una pesada carga.

Ahora que tenemos claro qué tenemos que hacer lo siguiente es definir el cómo. Todos conocemos personas que tuvieron malas experiencias en las decisiones que tomaron respecto de qué hacer con el dinero. La realidad muy cambiante de un país que entra en crisis con demasiada frecuencia, sumado a la mala costumbre de no consultar a profesionales idóneos, son las principales causas de estos malos resultados.

Hoy más vehículos, de mayor solides y menor riesgo están disponibles en el mercado y al alcance, no solo de los inversores que ya tienen un patrimonio para administrar, también de aquellos que esperan construirlo con tiempo, paciencia y aportes regulares. También están disponibles profesionales con mayor experiencia, seriedad, conocimiento y preparación que pueden ayudarnos a tomar las decisiones adecuadas en materia de planificación financiera familiar.


Ing. Ariel S. Di Giácomo

Protegiendo los ahorros

PDF
Para aquellos que leen nuestro Newsletter en forma habitual, podrán recordar que en la edición de agosto planteábamos un rumbo de colisión para la economía argentina. Pensábamos que la suerte de Fábrega en el BCRA estaba echada y ubicábamos al dólar paralelo en niveles de $ 15 como primera señal de una escalada financiera. 

Leer más...